noviembre 25, 2007

Mezcla en el Teatro Peruano Japonés


Estoy en la cola. He llegado temprano. Mi muy amable amigo Felix me ha invitado al pre-estreno de Mezcla, el espectáculo de danza, teatro y música en vivo dirigido por Vania Masías. Es una función exclusiva para familiares y amigos del elenco. Aquí están todos: los de Ventanilla y los de San Isidro. Todos formando su colita juntitos.

Delante mío está la familia de Andrés, uno de los bailarines que el domingo anterior a esto salió en el reportaje de Cuarto Poder sobre la labor de Vania; ¿cómo lo sé? Él sale para ver que ellos estén bien, saluda a su abuelita que se encuentra sentada en la acera, me doy cuenta que ha traído unas once personas. El espectáculo demora en empezar. Ya vamos como una hora de retrazo. Vanesa Sabba está por ahí y se va afuera a fumarse un pucho. Roberto Ángeles está bien sentado, sonriendo. Pensé que era un tipo duro, pero no lo parece; mi amigo Nicy me dice que en clases es otra cosa, que ahí sí se pone estricto.

¡Empieza el show! Y no importa haber esperado tanto, sobre todo si piensas que has ahorrado unos 70 soles por ver un espectáculo de primer nivel. Y vaya que lo es. Nunca en mi vida he visto una obra del famoso Broadway. ¿Ustedes sí? Pero ya saben lo que dicen: musicales de primera calidad, con todo el glamour de Hollywood. Bueno uno de esos chicos vino acá a Lima para aportar: el gran Luis Salgado, digamos el top latin dancer. Y junto con la esbelta, bella y talentosísima Vania presentan Mezcla. No podemos dejar de mencionar a Rocío Tovar, de Raquel en Llamas, también parte de esto.

Pero vamos ¿qué se ve? Es la historia de amor de un chico de Ventanilla y una chica de San Isidro, y cómo aquel atraviesa cualquier prejuicio social y barrera asnal derivado de éste. Se logra a través de la danza la unión de los peruanos en una identidad común, algo que compartimos y que disfrutamos juntos. Dilo en otras palabras: una fiesta donde todo aquel que se llame peruano, baile. Y eso... todos somos iguales.

Pero mis amigos y yo quedamos prendados de una de las bailarinas. Qué manera de bailar salsa, divina. No me molestaría pagar por recibir unas clases con ella. Y sería un buen alumno: aplicado, atento y servil. Oh diosa del movimiento.

Por cierto en estos días son las últimas funciones. Totalmente recomendable. Vayan.

2 comentarios:

+ mezcla dijo...

hola... soy una de las bailarinas de mezcla..que bueno que te haya gustado el show..sigue apoyando el talento peruano.espero hayas ido a +mezcla....gracias x los comentarios

Fernando dijo...

¡Uao! Qué honrado me siento al recibir un comentario tuyo, una artista. Lamentablemente no pude ver +mezcla, porque no me encuentro en Perú. Aunque estoy seguro que fue tan o más genial que la primera vez. Felicitaciones.